VENDER MI CASA POR MI CUENTA EN EL MENOR TIEMPO POSIBLE Y A UN BUEN PRECIO

  • hace 2 meses
  • 1

VENDER MI CASA POR MI CUENTA EN EL MENOR TIEMPO POSIBLE Y A UN BUEN PRECIO

Sigue los consejos de este artículo para vender una propiedad  manera eficiente y no morir en el intento

Vender una casa por nuestra cuenta puede ser algo relativamente fácil si se realiza correctamente o extremadamente frustante si no se realizan las acciones oportunas. , Interesados que no consiguen financiación, llamadas y visitas únicamente de curiosos, o ninguna llamada en meses que hacen que rebajemos las expectativas de venta y el precio, y terminemos vendiendo por mucho menos de lo podríamos haber obtenido además de haber estado sufragando los gastos que toda propiedad activa nos genera.
 CONSEJO Nº 1:   PREPARA LA VIVIENDA PARA LA VENTA
  • Ya nos hemos hecho a la idea de vender el espacio en el que hemos vivido. Ya no va a ser nuestro hogar.
  • A partir de ahora, la propiedad debe verse como un producto que vamos a sacar al mercado, y para ello tenemos que cambiar nuestra mentalidad de propietarios a vendedores, y al mismo tiempo, considerando qué es lo que me gustaría encontrarme a mí en caso de que estuviera interesado en comprar esta vivienda.
  • Para conseguir vender al mejor precio posible, tenemos que conseguir que la vivienda genere una impresión positiva y llegar a la mayor cantidad de interesados posibles.
¿Cómo conseguimos que nuestra casa genere una impresión positiva en los posibles compradores?
  • Limpiamos y ordenamos la vivienda.
  • Retiramos objetos y detalles personales: los compradores se sienten más “en su futura casa” si la vivienda da un aspecto neutro que si aparece con marcos de fotos, elementos decorativos de nuestro gusto particular, o mobiliario innecesario
  • Arreglamos los desperfectos de la casa: la mayoría de los propietarios tenemos seguro de hogar. ¿Porqué no arreglar esa cisterna que no carga bien o esa persiana que se atasca al subir o bajar?
  • Colocar el mobiliario para dar sensación de amplitud. Incluso deshacernos de él. A veces, pensar que “vendo la casa con todos los muebles” es positivo, genera el efecto contrario. Si los muebles son muy antiguos y no los vamos a necesitar, es mejor deshacerse de ellos y dejar únicamente los necesarios en caso de seguir viviendo en la casa hasta la venta. En caso nos los vayamos a llevar a otra casa, un servicio de guardamuebles se puede tener por unas pocas decenas de euros al mes que recuperaremos con la venta de la propiedad. No es un gasto, sino una inversión.
¿Qúe hemos conseguido con este primer paso?
  • Que la vivienda genere una primera impresión positiva y en muchas ocasiones, decisiva.
  • Minimizamos las probabilidades de negociación a la baja: “esto está muy antiguo”, “esto está estropeado”, “esto hay que tirarlo”….
  • La vivienda destacará entre las que le hacen competencia.
  • Venderemos más rápido y a un mejor precio.

CONSEJO Nº 2:    REALIZA BUENAS FOTOGRAFÍAS DEL INMUEBLE

Si tenemos claro que únicamente colgando un cartel de “se vende” en el balcón solo vamos a llegar a un porcentaje muy escaso de posibles compradores de nuestra vivienda, tenemos que pasar a la siguiente acción: hacer las fotos para publicitar por Internet.

Las imágenes de la vivienda son lo primero que van a ver los interesados en comprar la propiedad,  por lo que si no queremos invertir en un reportaje profesional y las vamos a hacer con el teléfono móvil, para que nuestras fotos salgan bien, hay que hacer lo siguiente:

  • Dispara con el móvil en horizontal, no en vertical. Ampliarás el campo de imágen y evitarás los recortes laterales que van asociados a la foto en vertical.
  • Haz fotos a la altura del pecho o incluso de la cintura, no a la altura de los ojos.
  • Dispara desde las esquinas de las estancias para dar sensación de amplitud y haz dos fotos de cada habitación, cada una desde un ángulo.
  • Deja todas las luces encendidas y utiliza siempre el flash. Si disparas contra una ventana por la que entra mucha luz, ajusta la exposición de la aplicación de la cámara del móvil
  • Fotografía el balcón o terraza  y desde allí a la calle. No te olvides del garaje ni del trastero si dispones de ello, el portal, el ascensor, y por supuesto el entorno si es atractivo.

¿Qué hemos conseguido con este segundo paso?

  • Que nuestra vivienda llame más la atención que las otras de sus características.
  • Que se vea más veces y por tanto, tengamos más posibilidad de recibir visitas de interesados
  • Que los portales inmobilarios la posicionen por delante de las que tienen peores fotografías. Debes saber que los algoritmos de los portales inmobiliarios analizan la calidad de las fotografías y posicionan automáticante las viviendas con mejores fotos por delante de las que se presentan con fotos peor realizadas
CONSEJO Nº 3: PUBLICA EN INTERNET EN TODOS LOS LUGARES EN QUE LOS COMPRADORES BUSCAN VIVIENDA

Si queremos atraer al máximo número de interesados en visitar la vivienda, es necesario publicar en los lugares a los que acuden los compradores, ¿verdad?

Aquí tienes un listado de portales en los que puedes poner tu vivienda para que llegue al mayor número de personas posibles:

  1. Milanuncios
  2. Vibbó
  3. Wallapop
  4. Idealista
  5. Fotocasa
  6. Habitaclia
  7. Yaencontré
  8. Tucasa
  9. Miracasa
  10. Pisos.com
  11. Entreparticulares.com
  12. Departiculares.com

Existen muchos más, pero por nuestra experiencia, publicando en estos, ya tendrás un alcance considerable. De tí depende hacer una labor más exhaustiva si así lo prefieres

No te olvides de las redes sociales. Sin entrar a profundizar en todas las redes sociales y el espectro de usuarios que cada una absorbe, por el momento vamos a considerar el dato de que el 70 % de los usuarios de redes sociales utiliza Facebook, así que nos centraremos en las posibilidades que Facebook nos ofrece.

1.- Utiliza Market Place para publicar tu propiedad.
2.- Busca los grupos de compra-venta de tu provincia, localidad y zona, pide unirte a ellos y sube tu vivienda a esos grupos.

SE HAN INTERESADO POR MI PISO. ¿QUÉ HAGO AHORA?
Lo más importante en este punto es conocer dos aspectos principales de nuestros potenciales compradores:
  • Si nuestra vivienda es lo que realmente están buscando.
  • Si disponen de la financiación adecuada o capacidad para conseguirla.
Cuando alguien nos llama preguntando por la vivienda que hemos sacado al mercado, debemos preguntarle si saben que la vivienda tiene tres habitaciones, o no tiene plaza de garaje o es un tercero sin ascensor, por ejemplo.Piensa que tienes una cita con un interesado, has cambiado tus horarios para acomodarte al de la visita, has dejado de hacer tus cosas, has recogido y limpiado, y el interesado, una vez accede a la casa, te dice: “¡Uy! Pero si tiene solo dos habitaciones y yo necesito tres” “Lo siento, no me interesa”

Ahora veamos el segundo caso: llega el interesado, le encanta la vivienda, y cuando tú quieres empezar a negociar la operación, te constesta: “bueno, en realidad estoy empezando a mirar, empiezo a trabajar el mes que viene con un contrato de seis meses y tengo en mente comprar una casa en cuanto pueda”.

Estos dos ejemplos son realidades que se dan con más frecuencia de lo que imaginas, y que al final desembocan en que la experiencia de vender una propiedad por tí mismo sea convierta en desagradable y frustante, en lugar de gratificante y beneficiosa.

Existen muchos más aspectos implicados en la venta de una propiedad, pero con los consejos aquí expuestos puedes hacer una buena operación. Si deseas ampliar información o tienes alguna duda que quieras resolver, envíame un correo a info@housites.com y nos pondremos en contacto contigo.

 

Únete a la discusión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comparar listados

Comparar